Para la sexta edición de su Watch Art Grand Exhibition, que hasta ahora se ha celebrado en distintos países del mundo (Dubái 2012, Múnich 2013, Londres 2015, Nueva York 2017, Singapur, 2019) Patek Philippe ha elegido uno de sus principales mercados: Japón. 

Del 10 al 25 de junio de 2023, el público y los amantes de los relojes podrán sumergirse en el mundo de la última manufactura relojera independiente en manos de una sola familia a lo largo y ancho de más de 2.500 metros cuadrados, que les transportará a las calles de Ginebra y a la orilla del lago Leman y los llevará tras las bambalinas de la propia manufactura. 

La Patek Philippe Watch Art Grand Exhibition se llevará a cabo, al igual que todas las exposiciones precedentes, en un lugar emblemático de la ciudad anfitriona. En esta ocasión, en el Sumitomo Sankaku Hiroba, ubicado entre las inalcanzables torres del distrito comercial de Nishi-Shinjuku 

El espacio para eventos Sankaku Hiroba («plaza triangular») se encuentra al pie del rascacielos triangular Shinjuku Sumitomo. Se trata de una gran sala de unos 3.200 metros cuadrados, cubierta por un enorme techo de vidrio sin columnas de soporte internas. En este espacio, Patek Philippe creará un montaje de más de 2.500 metros cuadrados, el más grande jamás concebido para una Grand Exhibition, evocando las calles de Ginebra y el entorno junto al lago de la ciudad, incluso el famoso Reloj de Flores. 

La exposición estará dividida en diez áreas temáticas que invitan a un viaje de descubrimiento a través del universo Patek Philippe, incluyendo todos los lugares de Ginebra relacionados con la marca – la sede histórica en la rue du Rhône, la Manufactura en Plan-les-Ouates y el Museo Patek Philippe -. Una forma mágica de recorrer los 10.000 kilómetros que separan Ginebra de Tokio. 

La Patek Philippe Watch Art Grand Exhibition Tokio 2023 reunirá unos 500 relojes y objetos que muestran la gran cantidad de técnicas diferentes que se trabajan en la manufactura, además de la colección actual, así como una na selección de unas 190 piezas pertenecientes al Museo Patek Philippe de Ginebra.

Las piezas de la “Colección Antigua” (del siglo XVI a principios del XIX) incluirán algunos de los relojes más antiguos del mundo y gran número obras maestras, técnicas y estéticas, que ilustran toda la historia de la relojería. 

Se podrá contemplar el primer reloj de pulsera con calendario perpetuo, lanzado por Patek Philippe en 1925 (n.o P-72), el reloj de pulsera con hora mundial 1415 HU de 1948 (n.o 72). P-1026) y un reloj de bolsillo con repetición de minutos y reserva de marcha de 30 días de 1918, que había pertenecido a James Ward Packard (No P-1703). 

Una nueva sección titulada “Propietarios históricos” permitirá admirar un reloj colgante entregado a la reina Victoria en la Gran Exposición de Londres en 1851 (n.o P-24) y otros relojes pertenecientes a personajes históricos. 

Una de las salas presentará una enorme colección de movimientos diseñados y construidos íntegramente por Patek Philippe, con un área dedicada a los pasos necesarios para la producción de las piezas y otra a la investigación y el desarrollo. 

Habrá también un gran espacio reservado a los relojes complicados, especilidad de la casa, con una sección exclusiva de las súper complicaciones (como el Calibre 89 y el Star Calibre 2000), y otro espacio titulado “Master of Sound” (maestro del sonido) que mostrará los relojes más espectaculares de la marca, incluyendo el más complejo de todos, el Patek Philippe Grandmaster Chime, con 20 complicaciones, y el Sky Moon Tourbillon referencia 6002R-001. 

Al igual que en las ediciones anteriores, en la Grand Exhibition de Tokio se lanzarán ediciones limitadas en todos los segmentos de la colección Patek Philippe, incluidas algunas primicias técnicas de abarque mundial. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí