Hace cien años, Audemars Piguet manufacturó un reloj de bolsillo que respondía al nombre de Universelle y que se distinguía por sus complicaciones. Ahora, llega en forma de Code 11.59 by Audemars Piguet RD#4 y llama la atención por su facilidad de uso, a pesar de ofrecer 40 diferentes funciones, 23 de ellas complicaciones relojeras. El mérito es del calibre automático 1000, con más de 1.100 componentes y una frecuencia de 21.600 alt/h. Como detalle importante, su grosor es tan solo de 8,75 mm. Toda una proeza que se suma a la excepcionalidad de la pieza de pulsera más compleja jamás creada en la manufactura. En su desarrollo se han invertido siete años de trabajo y el resultado permite ofrecer, entre otras, una Grande Sonnerie Supersonnerie, una repetición de minutos, un calendario perpetuo, un cronógrafo flyback con ratrapante y un tourbillon volante. Pero no ha sido solo la tecnología Supersonnerie de 2015 (RD#1) la incorporada en esta creación, las otras dos complicaciones desarrolladas por el departamento de I+D de Audemars Piguet a lo largo de los últimos años, el movimiento con calendario perpetuo ultraplano de 2018 (RD#2) y el oscilador con mayor amplitud integrado en los Royal Oak Tourbillon Volante Automático Extraplano RD#3 de 2022, también forman parte de esta apuesta ultracomplicada.

Estas tres innovaciones son alrededor de lo que gira esta excepcional pieza. Así, la sonería que incorpora el Code 11.59 by Audemars Piguet Universelle RD#4 combina la Grande Sonnerie con la tecnología patentada Supersonnerie con el que se logra una mayor potencia acústica, mejora la calidad de sonido y el tono armónico de los relojes con sonería clásica. Esta tecnología patentada fue presentada en 2006, tras ocho años de investigación en colaboración con la EPFL (Escuela Politécnica Federal de Lausana) suiza. Entre sus elementos distintivos, los gongs no están unidos a la platina, sino a un componente que actúa a modo de caja de resonancia. En el caso de esta creación, el mecanismo se ha replanteado. Se ha desarrollado un sistema de doble fondo con una tapa extraplana ‘secreta’ y una nueva caja de resonancia, de tan solo 0,6 mm de grosor, elaborada en cristal de zafiro, sobre la que están montados los timbres. Y para actuar como caja de resonancia, una pieza de zafiro La tapa ‘secreta’ ha sido diseñada con una una serie de aberturas laterales que permiten dejar pasar el aire y potencian la amplificación del sonido.

Por lo que respecta al calendario perpetuo semigregoriano, éste ha sido planteado a partir de las innovaciones patentadas del calibre 5133. Su aportación entonces fue la interacción de las funciones del calendario perpetuo en un solo nivel. También se simplificaba el sistema de corrección de las funciones del calendario; mientras las fases lunares y el día se modifican a través dos pulsadores habilitados en el lado izquierdo de la caja, el sistema de fecha reversible permite mover la fecha hacia delante y hacia atrás desde la corona a las 3 horas. Para ajustar el mes, también en cualquier dirección, se creó una ‘súper corona’ que se sitúa a las 4 horas. Las indicaciones del calendario se han disociado de los contadores de cronógrafo. Además de mostrar el día, la fecha grande y el mes a las 9, las 12 y las 3 horas, respectivamente, el reloj indica el año a través de una ventanilla de dos dígitos localizada a las 4 horas, un sistema que sustituye a la indicación de año bisiesto tradicional. El mecanismo de calendario perpetuo semigregoriano avanza automáticamente y no hay que hacer ajuste manual alguno hasta el 2400.

En este Code 11.59 by Audemars Piguet Universelle RD#4 además se presenta un innovador sistema de luna astronómica con salto instantáneo de imagen muy realista. De ello se encargan dos discos concéntricos, estampados con seis posiciones lunares, que se combinan para formar diez imágenes fieles de los cuartos creciente y menguante entre la luna nueva y la luna llena.

El cronógrafo flyback con ratrapante diseñado por Audemars Piguet se ha remodelado para ganar espacio, pero sin duda, uno de los grandes avances ha sido la integración del ratrapante en el grosor del cojinete de bolas del rotor central. Al fusionar dos sistemas habitualmente superpuestos, se ha reducido el grosor del movimiento en 1,1 mm.

Respecto a su funcionamiento, la aguja de la ratrapante y el cronógrafo flyback se activan a través de los pulsadores coaxiales de las tres coronas situadas en el lado derecho de la caja. El pulsador a las 2 horas pone en marcha y detiene el cronógrafo, mientras que el de las 3 horas activa el mecanismo de ratrapante. Por último, el pulsador a las 4 horas activa los mecanismos de flyback y puesta a cero. Además, el Code 11.59 by Audemars Piguet Universelle RD#4 está equipado con un conmutador de embrague que evita los saltos en las agujas del cronógrafo central al iniciar el mecanismo.

El tourbillon volante es el último elemento que destaca de este calibre 1000. El nuevo oscilador ofrece una mayor amplitud que su predecesor y presenta una geometría del escape replanteada al tiempo que elimina el impacto de una transferencia excesiva de energía del escape al oscilador. Una solución que ha necesitado incrementar la energía del movimiento sin tener que reducir la frecuencia de 21.600 alt/h. Para ello, se ha desarrollado un barrilete principal mayor para impulsar tanto las agujas como las funciones de cronógrafo y calendario, mientras que las funciones de sonería se alimentan mediante un barrilete específico. Esta composición permite ofrece 60 horas de autonomía de marcha.

Un último detalle de este Code 11.59 by Audemars Piguet Universelle RD#4 se halla en la caja con una ergonomía también replanteada para albergar de forma uniforme un total de seis coronas y pulsadores, sin olvidar que por primera vez se incorpora un fondo ‘secreto’. Pero no solo, el diámetro del calibre 1000 ha hecho necesario un leve incremento de las dimensiones y grosor del reloj, que ahora pasa a 42 mm x 15,55 mm.

Este año se introducirán cuatro versiones del modelo –en oro blanco o rosa–, cada una de ellas con una esfera diferente. La primera de ellas combina el oro blanco con una esfera de oro y acabado galvánico opalino negro, con el realce y los contadores del cronógrafo iluminados con toques brillantes. La segunda referencia exhibe también caja de oro blanco mientras la esfera de oro tiene un PVD opalino beige adornada con contadores de cronógrafo negros y una zona exterior negra con la minutería rosa y la inscripción Swiss Made transferidas.  

Las otras dos referencias permiten admirar el calibre 1000 por el lado de la esfera. Ambos diseños incorporan una caja de oro blanco o rosa y una esfera arquitectónica bicolor a juego con los puentes esqueletados dorados, con detalles negros en contraste. Para resaltar las multifacetas de la esfera, los días y los meses se alojan en una zona gris en el centro de los contadores de cronógrafo negros parcialmente esqueletados.

Estos cuatro relojes comparten algo en su diseño, la correa de piel de aligátor negra, que además se acompaña de una pulsera de piel de becerro con revestimiento de caucho texturizado negro adicional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí