Competir con un propósito

The Ocean Race zarpa desde Alicante con Ulysse Nardin como Socio y Cronometrador Oficial.

0
321

El mar siempre ha sido parte de nuestro mundo y la exploración nuestra punta de lanza, Patrick Pruniaux, CEO de Ulysse Nardin.

El pasado domingo 15 de enero, The Ocean Race, la prueba más dura para un equipo deportivo (y odisea humana de proporciones homéricas) zarpó del puerto de Alicante hacia el primer destino, Cabo Verde. La regata alrededor del mundo, que durará seis meses, celebrará su Gran Final en el puerto italiano de Génova.

Esta 14ª edición cuenta con dos tipos de embarcaciones oceánicas de ultra alto rendimiento: la clase IMOCA y la clase VO65. Las primeras navegarán más de 32.000 millas náuticas alrededor del mundo compitiendo por el trofeo The Ocean Race, mientras que las segundas deberán acumular la mejor puntuación en tres tramos diferentes de la regata, rivalizando por la The Ocean Race VO65 Sprint Cup.

Este año, Ulysse Nardin es el Socio y Cronometrador Oficial de la competición, pero también del Time to Act, al tiempo que se compromete con el uso responsable y la conservación de los océanos y apoyando una Década de Acción.

Es así como esta edición de la Regata dará vida a Racing with Purpose, el programa de sostenibilidad más ambicioso y completo desarrollado por un evento deportivo en colaboración con 11th Hour Racing. El proyecto se centra además de en hacer que el evento sea lo más sostenible posible, en aprovechar todas las oportunidades que brinda la plataforma para ayudar a las personas a comprender la amenaza a la que está sometido el océano y qué pueden hacer para protegerlo, incluida una ambiciosa campaña para impulsar una Declaración Universal de los Derechos del Océano.

Para afianzar su compromiso con la protección del océano, Ulysse Nardin también se asocia con el 11th Hour Racing Team, un equipo de vela en alta mar con bandera de Estados Unidos que participa en The Ocean Race y que se dedica a concienciar sobre el cambio climático y la salud de los océanos.

Además de su papel en la regata real, la manufactura también es el Official Timing Partner del juego de vela virtual más popular del mundo, Virtual Regatta, edición The Ocean Race. Con más de un millón de jugadores, el juego confirma que las regatas y los patrones reales pueden mezclarse con juegos deportivos de navegación virtuales.

Si han contado bien, van cinco elementos que vinculan a Ulysse Nardin con el mar, la competición, la exploración y su decálogo de propósitos sostenibles. El sexto elemento que cataliza todos ellos es el reloj presentado hace meses en el mismo puerto de donde ha partido la Ocean Reace y que constituye la primera colección de relojes de buceo reciclados a partir de redes de pesca: Diver The Ocean Race. Una iniciativa que tuvo su primer acto hace más de dos años con la presentación del concept watch Diver Net, un auténtico homenaje a la limpieza y conservación de los mares y océanos. 

El segundo acto de este loable propósito se materializa en el compromiso común de Ulysse Nardin y The Ocean Race por medio del Diver The Ocean Race, que es el reloj oficial de la regata de vela oceánica. El reloj está fabricado con redes de pesca recicladas NYLO (correa, cierre de Velcro, fondo y laterales de la caja y bisel provenientes de la start-up francesa Fil&Fab), Carbonium (material con un impacto ambiental de un 40% menos que otros compuestos de carbono, ya que implica el uso de recortes de piezas de aviones) y acero reciclado para la caja de 44 mm y la decoración del bisel. Además, su calibre UN-118 con tecnología de silicio consta de un 95% de los componentes obtenidos dentro de un radio de 30 kilómetros en la zona de Neuchâtel.

Ha sido revestido con toques de verde desde los pespuntes de la correa de velcro hasta los índices y el bisel, pasando por la firma “doble X” en la esfera, el contador de reserva de marcha, el pequeño segundero y en el logotipo Ulysse Nardin grabado en la corona, los protectores de la corona y la placa individual. 

A quien esta fructífera asociación pueda parecer cosa del azar, anda bastante desencaminado. Y es que la vinculación de la manufactura con el mar le viene de lejos. De hecho, desde su fundación en 1846 por parte del relojero del mismo nombre, quien equipaba a las armadas y navieras con cronómetros de marina. Desde entonces y hasta la era moderna, Ulysse Nardin ha sido la marca más marinera del espectro relojero y, como tal, mantuvo una asociación en 2017 con el equipo sueco Artemis Racing en la 35ª edición de la Copa del América.

Algunos datos sobre Time to Act

Además de su papel como Cronometrador y Socio Oficial, Ulysse Nardin también es socio de Time to Act de The Ocean Race, comprometido con el uso responsable y la conservación de los océanos del mundo. Los dos socios creen que el tiempo es crucial para la regeneración de la vida marina y del océano mismo, y que establecer plazos definidos para la acción fomentará un progreso significativo.

Racing with Purpose está diseñado con 11th Hour Racing para ayudar a lograr este progreso basado en tres pilares principales:

The Ocean Race Summits, foros de alto nivel para diseñar políticas para el océano y abordar los desafíos globales utilizando la innovación local y las mejores prácticas.

El programa de aprendizaje, que inspira a los jóvenes en torno a temas sobre los océanos en nueve idiomas.

El programa científico, que utiliza barcos de regatas y marineros para recopilar datos atmosféricos y del agua críticos de áreas remotas.

La Ocean Race recopilará más datos sobre el medio ambiente que cualquier otro evento deportivo del mundo.

Ulysse Nardin y The Ocean Race se han comprometido a cumplir las directrices descritas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Y como parte del ODS 14 de las Naciones Unidas, Ulysse Nardin se compromete a realizar un seguimiento de la investigación científica necesaria para marcar la diferencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí