HACE AHORA UN AÑO, se presentaba en sociedad un renovado Aquaracer Professional 300; ahora, quien acaparará el protagonismo será la versión Professional 200. Comparten por supuesto muchas cosas –también hay alguna diferencia–, entre otras una historia que comenzó en 1978, cuando Jack Heuer presentó la Referencia 844 de Heuer. Aquel reloj diseñado para los amantes de los deportes al aire libre y de las aventuras en la naturaleza definía una nueva categoría de relojes de pulsera de alto rendimiento. A partir de 2004, se establece como colección Aquaracer, conservando el legado de los seis códigos de diseño: bisel giratorio unidireccional, corona a rosca, hermeticidad hasta una profundidad mínima de 200 metros, índices luminosos, cristal de zafiro y un doble cierre de seguridad.

El nuevo Aquaracer Professional 200 reformula de la emblemática colección de relojes herramienta de TAG Heuer. Con 11 referencias, todas ellas en acero inoxidable, cada una de ellas ha sido sometido a las pruebas más rigurosas en La Chaux-de-Fonds para comprobar su precisión, estanqueidad y resistencia a la abrasión, así como para garantizar que la correa soporte tensiones accidentales. La principal garantía de la colección Aquaracer Professional es su rendimiento bajo presión. Además, este nuevo Aquaracer está equipado con algunas mejoras de ingeniería adicionales que se introdujeron el reloj Aquaracer Professional 300, aunque no resultan evidentes de forma inmediata. Por ejemplo, las mejoras en el bisel.

El Aquaracer Professional 200 se ofrece en dos diámetros diferentes: 40 y 30 mm y con movimientos de carga automática o cuarzo. En la colección de 40 mm hay dos referencias automáticas y otras dos de cuarzo, mientras que en la de 30 mm hay dos opciones automáticas y cinco de cuarzo. Esto supone otra diferencia con respecto al modelo Aquaracer Professional 300, que solamente está disponible con un movimiento mecánico automático.La elección del movimiento conlleva cambios en el diseño y la funcionalidad del reloj. Los modelos automáticos se distinguen por sus esferas con gradiente fumé (ahumado), ventanillas de fecha, y segunderos revestidos con Super-Luminova y escalas de minutos más detalladas.

En la gama de 30 mm hay tres modelos de cuarzo con esferas de color plateado claro, azul claro o negro con efecto ‘rayos de sol’; un modelo de cuarzo con una esfera de nácar blanco y diminutos diamantes; otro modelo de cuarzo incorpora un bisel engastado con diamantes y la esfera de nácar blanco con diamantes en los índices; y, finalmente, dos relojes automáticos con esfera ahumada de color azul o negro y también dotada de minúsculos diamantes.

Uno de los atributos que comparten todos estos Aquaracer Professional 200 es el diseño del reverso de la caja, grabado con una brújula en lugar de la escafandra de buceo que caracterizaba el reverso de la caja de la colección Aquaracer (y sus predecesores) desde 2002. En segundo plano, estos modelos conservan el patrón hexagonal grabado que ya lucía el Aquaracer Professional 300.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí