El modelo que sella la asociación entre Richard Mille y el constructor italiano -resultado de muchos años de trabajo, docenas de prototipos y más de 6.000 horas de desarrollo y pruebas de laboratorio- lo llevan ya los pilotos de Formula 1 Carlos Sainz y Charles Leclerc.

Con solo 1,75 milímetros de grosor, el RM UP-01 Ferrari es una proeza técnica que ejemplifica un nuevo enfoque de la mecánica del reloj en el que la tecnicidad dicta la estética y no al revés. Por ello, Richard Mille ha conservado una arquitectura tradicional en la que el movimiento se ensambla dentro de la caja en lugar de una construcción en la que la placa base sirve también de fondo de caja, para asegurar la total resistencia a los golpes en cualquier circunstancia. 

El movimiento de carga manual con horas, minutos y selector de funciones RM UP-01, capaz de soportar aceleraciones de más de 5.000 g, cuenta con un grosor de 1,18 milímetros, un peso de 2,82 gramos y una reserva de autonomía de 45 horas.

Para la caja, de solo 1,75 milímetros de altura y resistencia al agua hasta 10 metros, se ha elegido el titanio por su ligereza y su resistencia probada en laboratorio. Los dos cristales de zafiro, uno sobre los indicadores de tiempo cuyas agujas están directamente fijadas a las ruedas, el otro colocado sobre el regulador para mostrar el funcionamiento del movimiento, también se ha reducido en grosor a dos décimas de milímetro con un diámetro calculado para asegurar su resistencia durante las fases de prueba. El estrecho rango de tolerancia y la extrema delgadez de cada pieza requerían que el enfoque fuera particularmente meticuloso y controlado en casi todas las etapas del mecanizado. Por lo tanto, se determinó que las cajas para el RM UP-01 Ferrari se mecanizarían internamente en el departamento de movimiento de Richard Mille.

En consonancia con los estándares de la manufactura Richard Mille y de Ferrari, gracias a su extrema ligereza, su forma tonneau, los tornillos estriados, los puentes esqueletados y el nivel de acabado, los 150 relojes de edición limitada de la serie RM UP-01 Ferrari combinan innovación y rendimiento, fuerza y estética. 

La colaboración entre los equipos de Richard Mille y Ferrari se manifiesta tanto en la elección de los materiales y la ejecución del reloj como en el espíritu competitivo. Así el RM UP-01 Ferrari es una pieza que recoge los valores de Ferrari, cuyos modelos no hacen concesiones, y frecuentemente contradicen las tendencias actuales para crear nuevas directrices estéticas. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí