A comienzos de año, Blancpain inauguró un aniversario muy especial con la primera de las series del Fifty Fathoms 70 Aniversario, esto es, el Acto 1. Cada una de las series estaba dedicada a una región del mundo –EMEA, Asia-Pacífico, América– y presenta un número del I al III en la esfera.

Hace un mes se ha escenificado el Acto 2 con un inesperado instrumento denominado “Tech Gombessa”. El Fifty Fathoms Tech cuenta con la particularidad de permitir por primera vez medir tiempos de inmersión de hasta 3 horas, al tiempo que conmemora los 10 años de Gombessa, una iniciativa que Blancpain ayudó a crear al convertirse en socio fundador del proyecto desde sus inicios y también marca el lanzamientode una nueva línea en la colección de relojes de buceo de Blancpain.

Este nuevo modelo lleva cinco años de recorrido antes de haber sido desvelado y nace -además de por la necesidad de los buzos de un reloj que les acompañe durante sus largas inmersiones- de la colaboración entre Marc A. Hayek y el buzo, fotógrafo y biólogo submarino Laurent Ballesta, que se lanzaron a diseñar un nuevo instrumento mecánico para responder a las necesidades de todos los aficionados al buceo extremo, empezando por los miembros de las expediciones Gombessa, que realizan inmersiones profundas de larga duración para sus investigaciones.

Marc Hayek, performing a safety stop at the end of a dive at Tetamanu, Fakarava, Tuamotu Archipelago, French Polynesia, Pacific Ocean

El Fifty Fathoms Tech Gombessa ha sido concebido empezando por dos elementos clave: el movimiento y el bisel giratorio unidireccional. A diferencia de los biseles de divers convencionales, su bisel cuenta con una escala graduada de 3 horas unido a una aguja especial que da una vuelta completa en 3 horas y cuyo material y color, un revestimiento luminiscente blanco con emisión verde, combinan con los de sus marcas de referencia. Un dispositivo que representa una primicia mundial y que ha sido objeto de patente.

El siguiente paso que se dio en su diseño fue elegir un inserto de bisel de cerámica negra —en lugar del zafiro tradicional— abombado e inclinado hacia la esfera. La legibilidad de esta última se ha optimizado gracias a un cristal esférico que elimina toda distorsión visual. Y para mejorar esta legibilidad en plena oscuridad se optó por una esfera con un acabado muy original: un negro absoluto cuya estructura tiene la particularidad de captar casi el 97 % de la luz. En la misma línea, los índices están formados por apliques luminiscentes y abombados de color naranja con emisión azul, códigos que se replican en las agujas de las horas y los minutos para diferenciar la información horaria de los tiempos de inmersión.

La caja es del titanio más puro que existe, el de grado 23, que la marca ha ido introduciendo paulatinamente en sus colecciones y que se caracteriza por su resistencia y sus excepcionales propiedades antialérgicas, además de por su sorprendente ligereza. Esta característica garantiza que el reloj sea cómodo de llevar a pesar de sus 47 mm de diámetro. Eso y las asas centrales acopladas fijadas desde el interior de la carrura, que integran la correa que por primera vez introduce Blancpain. 

Estanca hasta 30 bares (unos 300 metros), está equipada de una válvula de helio. Las muescas de esta válvula son idénticas a las de la corona de cuerda y de puesta en hora, a través de la cual se ajustan simultáneamente las agujas de las horas, los minutos y el tiempo de inmersión. Por otro lado, y como en todos los Fifty Fathoms, la corona está atornillada y asociada a un protector de corona, cuya estética ha sido rediseñada en forma trapezoidal.

Por el fondo de la caja continúan los cambios: la parte inferior de la carrura es biselada; las muescas utilizadas para atornillar el fondo también han sido revisadas, con el mismo espíritu de robustez. La masa oscilante de color antracita, estampada con el logotipo de las expediciones Gombessa, tiene una forma innovadora dominada por tres grandes aberturas que permiten contemplar el movimiento, el calibre automático 13P8. 

Finalmente, la correa de caucho está atornillada a las asas en la parte trasera y lleva un refuerzo interno de titanio y se acompaña de una extensión para llevar el reloj sobre un traje de buceo técnico.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí