La Galería comercial, ubicada en un singular conjunto arquitectónico formado por siete edificios históricos, se encuentra en un enclave excepcional y se ha convertido en el nuevo icono internacional del lujo, la alta gastronomía, pero también de la cultura y la historia.

La familia Reznak, propietaria de Grassy, ha inaugurado oficialmente la boutique junto con Cédric Müller, director general de Rolex España. La tienda monomarca dispone de cinco escaparates exteriores con unos decorados muy especiales que reciben al cliente y le inician en este viaje al mundo de Rolex.

Cédric Müller junto a Yann Reznak

El mural verde esmeralda con un motivo de olas que evoca al icónico Oyster, primer reloj de pulsera hermético del mundo, da la bienvenida a los clientes. Este verde intenso se repite por todo el espacio Rolex junto con una renovada paleta de colores en el diseño de espacios de la marca. Las lámparas inspiradas en la lente Cyclops de los relojes, la calidez de la madera de nogal y el terciopelo o el estuco que representa el emblemático edificio Grassy de la calle Gran Vía son algunos detalles que muestran el trabajo decorativo tan minucioso que se ha realizado. La iluminación acentúa la belleza de la selección de modelos Rolex expuestos en vitrinas. Un salón privado, revestido de madera y sillones de terciopelo, ofrece una biblioteca que otorga una gran calidez al espacio. 

El 3 de junio se convierte en una fecha señalada para Galería Canalejas y para Madrid: las históricas puertas de los monumentales edificios del enclave se abren por primera vez para celebrar la apertura de sus nuevas boutiques, algunas de ellas por primera vez en España. Un total de 80.000 claveles rojos, flor simbólica de la capital, llenarán de color los detalles arquitectónicos que una vez fueron parte del Banco Hispano Americano (1902).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí