La exitosa colección Longines Spirit inicia un nuevo capítulo con el Spirit Zulu Time, una pieza con varios husos horarios que se inscribe en la continuidad de los instrumentos de precisión desarrollados por Longines para acompañar a los mayores pioneros de la aviación en sus hazañas.

Su puesta de largo ha tenido lugar en Greenwich (Londres), en un día en el que su lanzamiento ha tenido que compartir protagonismo con un inesperado sol casi veraniego y una historia centenaria a partes iguales.

Versión con esfera azul rayos de sol

Y es que no había un lugar más idóneo para esta presentación que el meridiano que dicta la hora del globo terráqueo, ya que el término hora zulú es conocido como una descripción alternativa de la hora media de Greenwich (UTC±00:00), el estándar universal en la aviación. Se deriva del alfabeto fonético de la OTAN, donde «Zulu» reemplaza a «Z» y es una referencia a las «horas cero» del meridiano de Greenwich, que se usa con frecuencia tanto en entornos militares como de navegación.

Modelo de 1925 en el que se inspira el nuevo Spirit Zulu Time

El origen de este modelo hay que buscarlo en el primer reloj de pulsera Longines con doble huso horario fabricado en 1925 y que presentaba el pabellón Zulu en su esfera. Desde entonces, la marca ha acompañado a aviadores famosos en su conquista de los aires y el establecimiento de récords como la británica Amy Johnson, la primera mujer en volar en solitario de Inglaterra a Australia, o Clyde Pangborn y Hugh Herndon, dos intrépidos aviadores estadounidenses que completaron el primer vuelo transpacífico sin escalas de Japón a Estados Unidos.

A parte de su lograda estética, de la que hablamos más abajo, el Spirit Zulu Time destaca esencialmente por el nuevo calibre Longines exclusivo de fabricación propia con espiral de silicio se acciona los husos horarios. Una tecnología puntera que permite el ajuste independiente de la aguja de horas con respecto a la indicación GMT y que permite leer otros husos horarios gracias a una aguja 24 horas y a un bisel giratorio bidireccional graduado, con escala de 24 horas igualmente. Este nuevo movimiento, de gran precisión y con una reserva de marcha de 72 horas, cuenta con un certificado COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros), al que se hace referencia con las cinco estrellas estampadas en la esfera.

Modelo con esfera en negro mate y correa de piel

Estéticamente, el reloj -un compendio equilibrado entre modernidad y tradición- ofrece una minuciosa ejecución en la que se ha puesto un especial cuidado en cuanto a los acabados, que alternan detalles satinados, mates, pulidos, en relieve o grabados. Este modelo presenta un bisel realzado con un inserto de cerámica de color, y está disponible con una esfera negro mate, antracita microgranada o azul rayos de sol y una ventanilla de fecha a las 6 horas. 

Modelo con inserto de cerámica verde en el bisel

Sus agujas y números recubiertos de Superluminova permiten una lectura óptima en cualquier circunstancia. La caja de acero de 42 mm se remata en un brazalete de acero intercambiable o con una correa de cuero marrón, beige o azul con cierre desplegable, que incluye el nuevo y sofisticado sistema de microajuste para una comodidad y ajuste perfectos.

Modelo de 1908 fabricado para el Imperio Otomano

Aunque este modelo se basa en uno del año 1925, ha que señalar que Longines cuenta con más de 100 años de experiencia en el desarrollo de relojes que muestran varios husos horarios. La marca presentó su primer reloj de bolsillo con dos zonas horarias en 1908, fabricado para el Imperio Otomano (actual Turquía). Este reloj funcionaba con doble juego para indicar horas y minutos, marcando así la hora turca y la francesa en la misma esfera. Longines presentó una patente para esta técnica en 1911, a lo que siguió una segunda patente en 1918.

En la década de los años 1930, Longines desarrolló un reloj de cabina especial en 1931 que se entregó al piloto pionero estadounidense Clyde Pangborn. Este instrumento especial estaba equipado con dobles agujas para indicar las horas y minutos y con dos esferas de 24 horas concéntricas.

Más adelante, y en el seno de esta misma familia de relojes de cabina, encontramos en sus archivos un reloj con dos esferas de 12 horas, de nuevo con dobles agujas. En 1933, Longines modificó para las muñecas de los pilotos un reloj Weems grande de 47 mm, con un doble juego de agujas para hora y minutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí