Ulysse Nardin se asocia con Plastic Odyssey, una expedición al rededor del mundo cuyo objetivo es reducir la contaminación por plástico de los océanos. 

Desde su fundación en 1846, Ulysse Nardin está no solo ligada al mundo marino sino que se ha implicado activamente en su protección. El pasado mes de mayo, la manufactura comercializó el primer reloj Diver reciclado a partir de redes de pesca, que simboliza su compromiso con la protección de los océanos. Hoy, Ulysse Nardin intensifica su apoyo a la conservación de los océanos al asociarse con Plastic Odyssey, un proyecto cuyo objetivo reducir la contaminación plástica en nuestros océanos.

«‘Limpiar el pasado’ fomentando el reciclaje del plástico existente y ‘construyendo el futuro’ reduciendo la producción de residuos»: esa es la misión de Simon Bernard, CEO de Plastic Odyssey.

El barco Plastic Odyssey, que partirá del puerto de Marsella el 1 de octubre de 2022 en una travesía de tres años, recorrerá 40.000 millas náuticas y hará 30 escalas en los países más afectados por la contaminación plástica. Plastic Odyssey comenzará su misión en las ciudades costeras del Mediterráneo antes de zarpar hacia África Occidental, América Latina, Asia-Pacífico y, finalmente, África Oriental.

Este largo viaje al rededor del mundo estará a cargo de una tripulación compuesta por siete tripulantes de cubierta, siete técnicos y científicos, tres periodistas y dos invitados externos. En cada una de las 30 escalas actuarán sobre el terreno durante tres semanas para poner en marcha iniciativas concretas a partir de un village diseñado para crear conciencia en las poblaciones para alertarlas sobre los peligros de la contaminación plástica y presentar soluciones alternativas.

El barco Plastic Odyssey se ha dividido en dos partes. La parte delantera, la zona libre de plástico, está dedicada a exhibir soluciones alternativas al plástico, mientras que la parte trasera está reservada para el laboratorio de reciclaje. 

Una de las principales misiones de este laboratorio será acoger a una decena de empresarios locales para formarlos sobre cómo montar un centro de reciclaje de plástico utilizando las máquinas a bordo del barco y los residuos plásticos recogidos en tierra.

Para combatir la contaminación plástica en estas regiones a largo plazo, Plastic Odyssey proporcionará a los empresarios un contenedor cargado con una microfábrica lista para usar que les permitirá reciclar más de una tonelada de plástico por año y desarrollar un centro de reciclaje local. De este modo, este modelo tiene la ventaja de ser viable, sostenible y al mismo tiempo generar empleo.

Por último, Plastic Odyssey podrá convertir los desechos no reciclables en combustible para su viaje alrededor del mundo mediante pirólisis. Este es un proceso mediante el cual el plástico se calienta sin oxígeno para descomponer las moléculas de polímero largas (sólidas) y convertirlas en moléculas más ligeras (líquidos y luego gases). Un kilogramo de plástico puede producir hasta un litro de combustible para un motor diésel.

Algunos datos sobre la contaminación plática

• Cada minuto se vierten 20 toneladas de plástico en nuestros océanos. (1)

• Ingerimos 5 gramos de plástico cada semana. (1)

• Los desechos plásticos se fragmentan en micropartículas irrecuperables en el medio ambiente. (2)

• El 90% de la contaminación marina proviene de las ciudades costeras de 32 países. 

• Reciclar 1 de cada 2 residuos plásticos en los 32 países más contaminantes evitaría más del 45% de la contaminación del océano. (1)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí