Nicholas Biebuyck
Nicholas Biebuyck

> Desde su experiencia previa, cuando llegó a la empresa ¿qué es lo que más le sorprendió de la herencia creativa relojera de TAG Heuer?

Creo que lo más sorprendente fue el increíble nivel de habilidad que tenemos internamente. Tenemos una fuerza excepcional para la relojería, con algunas de las personas con más talento dentro de la industria capaces de hacer un trabajo que podría compararse con los mejores del mercado. Creo que todo el mundo debe reflexionar sobre el hecho de que no somos “solo” una marca comercial, sino que tenemos un auténtico savoir-faire relojero suizo. Y eso es lo que realmente se muestra en la pieza Only Watch que hemos creado en TAG Heuer.

>Usted siempre se ha declarado un incondicional del Carrera. ¿Qué es lo que define y distingue a este reloj del resto?

Si pensamos en 1963, cuando llegó el Carrera, su aspecto era muy diferente al de muchos otros relojes del mercado. No sólo con su interesante diseño de caja, sino incluso con elementos como el diseño de la esfera y la combinación con el movimiento empleado. Era un reloj realmente deportivo y elegante al mismo tiempo, lo cual era una rareza. 

>Además del Carrera, ¿qué reloj define mejor el espíritu de TAG Heuer?

Diría que el Monaco porque siempre pienso en nuestro nombre “TAG Heuer, vanguardia suiza desde 1860”. Y cuando uno piensa en vanguardia y se imagina que el Monaco llegó en 1969, debió de ser como una nave espacial extraterrestre que aterrizó en Baselworld, porque no se parecía a nada de lo que había. Eso se refleja en el hecho de que no tuvo éxito comercial cuando se lanzó por primera vez. Pero, obviamente, hoy es uno de nuestros grandes iconos y una verdadera historia de resiliencia y de cómo el verdadero gran diseño no es necesariamente popular en el momento del lanzamiento, sino que puede tardar cuatro décadas en encontrar su lugar en el mercado.

Nicholas Biebuyck
Nicholas Biebuyck se incorporó a TAG Heuer a principios de este año, tras haber pasado una década trabajando para casas de subastas internacionales en Londres y en Hong Kong como especialista senior. Vinculado a la relojería desde su adolescencia, uno de los primeros lotes por los que pujó en una subasta fue un reloj un Heuer Carrera de época.

>En cuanto a la subasta del Only Watch. ¿Por qué eligió la empresa esta creación? 

Creo que el Mónaco nos ofrece una plataforma fantástica para la creatividad, por su forma y diseño inusuales de la caja. Nos da muchas opciones con las que podemos jugar, mientras que algunos de los otros relojes de nuestra gama de productos son relativamente tradicionales en su diseño. El Monaco es tan diferente que nos resulta fácil expresar nuestra creatividad en ese lienzo.

>¿No cree que la historia de la marca y su creatividad deberían ser más visibles para el público en general, especialmente para las nuevas generaciones y en un mercado que sigue creciendo?

Hoy en día, hay mucha nostalgia y muchas marcas que aprovechan ese componente hereditario. Para nosotros es algo de lo que siempre podemos hablar, porque tenemos algunas de las historias más interesantes que contar a través de nuestras conexiones con el automovilismo, la aviación y con muchas otras disciplinas. Nosotros estamos dispuestos a compartirlo siempre que tenemos oportunidad.

“Lo más importante es renovar nuestro museo en La Chaux-de-Fonds, mejorar el compromiso con la comunidad de coleccionistas y trabajar para compartir nuestros archivos en formato digital”

>¿Y qué hace TAG Heuer en este sentido, cómo se concreta?

En mi opinión, se puede ver en los pequeños detalles; no siempre se dice abiertamente, pero incluso los hay cuando miras las History de Instagram, hay un componente educativo e histórico que se integra en ellas. Si lee nuestros comunicados de prensa en profundidad, verá que habitualmente estamos recurriendo a nuestra conexión histórica para hablar de un modelo o de un diseño en particular. Así que, aunque no nos pongamos de pie y gritemos sobre ello, la herencia de la marca impulsa cada decisión que tomamos, cada dirección, cada día dentro de TAG Heuer. Porque nuestra historia y nuestra herencia son lo que somos como relojeros.

>Hay un retorno en el mercado a las creaciones inspiradas en el pasado, en la historia de las marcas. ¿Ha ganado importancia su trabajo dentro de la compañía?

Creo que mis colegas estarán en mejores condiciones que yo de comentarlo, porque como Director de Patrimonio investigo nuestra historia todos los días y la veo de cerca. Pero siempre me piden opinión sobre diversos aspectos de la empresa, y yo estoy dispuesto por supuesto a ofrecer algunas ideas desde la perspectiva histórica.

>¿Y qué planes tiene en su departamente de cara al futuro?

Lo más importante es renovar nuestro museo en La Chaux-de-Fonds, debemos encontrar la mejor manera de compartir nuestros relojes históricos y hacerlo de la forma más amplia posible. También debemos mejorar nuestro compromiso con la comunidad de coleccionistas y trabajar para compartir nuestros archivos en formato digital. Estamos trabajando en la digitalización. Podemos decir que hay una serie de diferentes pilares en los que vamos a trabajar desde la perspectiva de nuestro departamento de patrimonio, y todos ellos van a confluir en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí