MUCHO DEBE LA MARCA a Jack Heuer, el presidente honorario de TAG Heuer, sobre todo cuando se habla de uno de los modelos emblemáticos que la llevaron a la cima de la relojería deportiva de lujo, y donde sigue instalada desde entonces. Heuer buscaba un reloj marcado por un diseño moderno y puro; eran los años 60 y su objetivo era que, además, fuera un reloj deportivo y de fácil lectura. Y surgió el Heuer Carrera, tan sencillo como perfectamente armónico, dos características esenciales para los pilotos que necesitan leer la hora de un vistazo en el fragor de la competición. 

Reverso y anverso del  modelo TAG Heuer Carrera Twin-Time Date 41 mm con esfera azul efecto rayos de sol. Equipado con el movimiento automático Calibre 7, esta versión incorpora el nuevo brazalete con eslabones en forma de H. Un nuevo y sofisticado realce bicolor en tonos plata y azul que indica el día y la noche,
Reverso y anverso del modelo TAG Heuer Carrera Twin-Time Date 41 mm con esfera azul efecto rayos de sol. Equipado con el movimiento automático Calibre 7, esta versión incorpora el nuevo brazalete con eslabones en forma de H. Un nuevo y sofisticado realce bicolor en tonos plata y azul que indica el día y la noche,

En 1962, Jack Heuer, por entonces CEO de la marca, escuchó hablar de la célebre Carrera Panamericana, una de las competiciones más peligrosas del mundo. La palabra española ‘Carrera’ atrajo de inmediato su atención: era el nombre perfecto para un nuevo reloj. Desde entonces, el modelo Carrera se ha reinterpretado en todas las claves imaginables y siempre de modo acertado. Por ejemplo ahora, cuando el modelo tiene un nuevo embajador de excepción,  Ryan Gosling, el Carrera vuelve al top ten de los deportivos de lujo con los nuevos Carrera Three Hands. 

Todos los modelos cuentan con una caja de acero, 12 de ellos con brazalete de acero y uno con correa de piel. Los brazaletes en forma de H ofrecen una ergonomía mejorada, que se adapta perfectamente a la muñeca.
Todos los modelos cuentan con una caja de acero, 12 de ellos con brazalete de acero y uno con correa de piel. Los brazaletes en forma de H ofrecen una ergonomía mejorada, que se adapta perfectamente a la muñeca.

Dentro de esta nueva interpretación del clásico, se encuentran los modelos Carrera Day Date 41 mm, Carrera Twin-Time Date 41 mm, Carrera Date 39 mm y el más femenino de todos, el Carrera Date 29 mm con y sin diamantes en la esfera. La gama, pues, consta de trece modelos repartidos en cuatro subcolecciones con diámetros de entre 29 mm y 41 mm. Todos los modelos incorporan y evocan los códigos de estilo de los relojers TAG Heuer Carrera Heuer 02 que se lanzaron el año pasado.

El modelo TAG Heuer Carrera Date 29 mm con movimiento automático Calibre 9 presenta una nueva caja con asas refinadas y por supuesto el brazalete con eslabones en forma de H. La esfera incorpora agujas más vistosas y un índice más refinado que refleja la luz y se inspira en los orígenes del modelo Carrera. La gama de 29 mm integra también una versión más sofisticada de ventanilla de fecha en las 6 h, con índices de diamante.
El modelo TAG Heuer Carrera Date 29 mm con movimiento automático Calibre 9 presenta una nueva caja con asas refinadas y por supuesto el brazalete con eslabones en forma de H. La esfera incorpora agujas más vistosas y un índice más refinado que refleja la luz y se inspira en los orígenes del modelo Carrera. La gama de 29 mm integra también una versión más sofisticada de ventanilla de fecha en las 6 h, con índices de diamante.

Esta línea de trabajo se remonta a principios de la década de los 2000, cuando se lanzó la versión de tres agujas del modelo TAG Heuer Carrera; desde entonces, esta visión sencilla pero muy práctica se ha convertido en la encarnación de la búsqueda incansable de la claridad y la perfecta legibilidad. Así, el reloj Carrera Three Hands es la manera más precisa y legible de leer el tiempo y, por consiguiente, el sucesor natural de los cronómetros del salpicadero de los coches producidos por Heuer desde los años 30. Los modelos actuales ofrecen un look refinado y moderno, inspirado en el estilo sobrio que marcó el carácter emblemático del Carrera. Las tonalidades elegidas para las esferas han sido el negro, el magnético azul y el clásico plateado, además de haberse mantenido el nácar en uno de los modelos de 29 mm. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí