Solo existen seis modelos de la manufactura con el apelativo Handwerkskunst, que se refiere al acabado particularmente artístico del mecanismo, la esfera y la caja. Y uno de ellos es este excepcional 1815 Ratrapante Calendario Perpetuo. Una auténtica obra de arte se mire por donde se mire, en la que se ha cuidado y decorado cada detalle, conjugando el paciente trabajo de los esmaltadores y grabadores de la casa sajona. Semejante proeza es digna de una serie de ejemplares limitada, veinte para todo el mundo.

SAXONIA AUTOMÁTICO. El calibre L086.1 de carga automática, con reserva de marcha de 72 horas, 31 rubíes y 209 componentes se aloja en una caja de oro blanco de 38,5 mm. Su esfera de plata maciza color azul oscuro presenta apliques de oro rodinizado.

De afuera hacia dentro, analizamos este modelo en el que se unen, por primera vez, el esmaltado y el grabado en la esfera. Sobre la base del oro macizo de la esfera se despliega el esmalte azul oscuro, destacando las estrellas grabadas en relieve, que aparecen como una prolongación de la indicación de las fases lunares.

Serie limitada a 20 ejemplares, está disponible en oro blanco de 41,9 mm por 15,8 mm de alto y rematado en una correa de aligátor gris azulado desplegable, también en oro blanco.

El mismo color se utiliza en el disco de la luna y en el totalizador de los minutos de acero pavonado, mientras los números árabes, junto con la minutería ferrocarril, quedan al ras del esmalte, en armónico conjunto con las agujas de oro rodionizado de las indicaciones de la hora, del calendario y de la reserva de marcha. Las cuatro esferas auxiliares plateadas de oro blanco han sido insertadas a mano sobre la esfera individual.

Alange 1815 Ratrapante Calendario Perpetuo Handwerkskunst
EL CALIBRE AL DESNUDO.
El acabado del calibre L101.1, compuesto por 631 piezas, es paradigma del máximo nivel de calidad de Lange. La tapa abisagrada permite admirarlo en todo su esplendor. Se trata de una edición limitada a 20 ejemplares.

Por el reverso del reloj, el tema de la luna reaparece en la tapa abisagrada que protege el fondo de cristal de zafiro por el que se puede admirar el mecanismo. En él, figura un medallón de la diosa Luna de la mitología antigua en un grabado ‘tremblage’ y en relieve junto con sus atributos. El conjunto está rodeado por un relieve esmaltado en azul con nubes y estrellas.

Alange 1815 Ratrapante Calendario Perpetuo Handwerkskunst
TAPA CON MEDALLÓN DE LA DIOSA LUNA. Grabado ‘tremblage’ y en relieve de la diosa junto con sus atributos característicos: un velo ondeando, una diadema de media luna y una antorcha con la que ilumina la noche.

Adentrándonos en el corazón de la pieza, las decoraciones del mecanismo siguen recreándose en el mismo nivel de exigencia artística. El acabado del calibre L101.1, compuesto por 631 piezas, presenta puente de rodaje de alpaca con una superficie de fina textura granular que suele acompañar a los mecanismos de los relojes de bolsillo históricos. Los grabados ‘tremblage’ y en relieve de los puentes de ratrapante, volante, cronógrafo, palanca de acoplamiento y de las pequeñas placas de cubrición retoman el motivo de las estrellas de la esfera.

Alange 1815 Ratrapante Calendario Perpetuo Handwerkskunst
ARQUITECTURA INTERIOR
Las artísticas decoraciones del mecanismo reflejan la complejidad del reloj. El puente de rodaje de alpaca tiene una superficie de fina textura granular que era propia de los mecanismos de los antiguos relojes de bolsillo.

Con un total de 43 rubíes, el mecanismo está provisto de escape de áncora y de volante con tornillos anti choque. La espiral del volante es de fabricación propia y presenta ajuste preciso del declive con tornillo de ajuste lateral y el característico muelle de cuello de cisne.Junto a la corona para dar cuerda al reloj y ajustar la hora se sitúan dos pulsadores para el cronógrafo, un pulsador a las 10 horas para usar el mecanismo ratrapante y correctores para avanzar la fecha, el día de la semana, el mes y las fases lunares.

El tema de la luna reaparece en la tapa abisagrada que protege el fondo de cristal de zafiro a través del cual se puede admirar el mecanismo

Por lo que respecta a las funciones, el cronógrafo con ratrapante se activa por medio de un pulsador, mientras el calendario perpetuo se complementa con la indicación de las fases lunares de precisión astronómica (122,6 años). Finalmente, la reserva de marcha de este mecanismo de cuerda manual, de 42 horas, está indicada en la misma subesfera que los minutos del cronógrafo.

Alange 1815 Ratrapante Calendario Perpetuo Handwerkskunst
EL CALIBRE AL DESNUDO.
El acabado del calibre L101.1, compuesto por 631 piezas, es paradigma del máximo nivel de calidad de Lange. La tapa abisagrada permite admirarlo en todo su esplendor. Se trata de una edición limitada a 20 ejemplares.

Esta serie limitada a 20 ejemplares está disponible en caja de oro blanco de 41,9 mm de diámetro por 15,8 mm de alto y rematado en una correa de aligátor gris azulado provista de cierre desplegable, también en oro blanco.

Esta pieza excepcional enlaza con una serie compuesta por cuatro modelos clásicos de la manufactura que han elegido igualmente el color azul como lienzo para expresar su mecánica. La serie azul lanzada por A. Lange & Söhne se hace eco de la tendencia general que apunta a las esferas azules como protagonista estético.

Compuesta por dos modelos de cuerda manual, Lange 1 y Saxonia, y dos de carga automática, Lange 1 Daymatic y Saxonia Automático, las esferas de estos relojes están realizadas en plata maciza de color azul oscuro, en cajas de oro blanco (que oscilan entre los 39,5 mm del Lange 1 Daymatic y los 35 mm del modelo Saxonia), y complementadas por correas cosidas a mano de piel de aligátor azul marino y la hebilla de oro blanco.

Alange 1815 Ratrapante Calendario Perpetuo Handwerkskunst
GRABADO Y ESMALTADO.
En esta esfera se unen por primera vez el esmaltado y el grabado. El oro blanco macizo es la base del esmalte azul sobre el que destacan las estrellas grabadas en relieve como extensión óptica de la fase lunar.

Comprenden igualmente diferentes funciones: desde las básicas horas y minutos y pequeño segundero con parada de segundos de los modelos Saxonia, hasta la fecha e indicación de la reserva de marcha del modelo Lange 1, hasta llegar al más complejo, el Lange 1 Daymatic que incorpora la indicación retrógrada del día de la semana. En todos los casos, y al margen de sus funciones, las esferas hacen gala del perfecto y bello equilibrio que caracteriza a la manufactura.

Por lo que respecta a la mecánica de estas piezas, el grado de exigencia de los mecanismos respeta el elevado listón de exigencia autoimpuesto por la marca: decorados y montados a mano, regulados con precisión en cinco posiciones; platinas de alpaca natural; puente del volante grabado a mano. Un cuarteto perfecto para completar la gran serie azul.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí