Ulysse Nardin lanza una versión de exquisito diseño de una de sus complicaciones astronómicas históricas: el Moonstruck. Alojado en la caja geométrica de un Blast, este Worldtimer interpreta y reproduce con la mayor fidelidad posible la trayectoria visible del sol observado desde la Tierra y los ciclos lunares, con la rotación de la luna, y un gráfico de mareas. Una pieza que sigue los pasos de la trilogía ideada por Ludwig Oechslin a partir de 1985, y lo hace desde una visión geocéntrica.

Para acentuar la sensación de estar en el corazón del universo, los diseñadores, junto con el maestro Ludwig Oechslin, optaron por colocar la parte del hemisferio norte vista desde el Polo Norte en el centro del cristal de zafiro. Además, para potenciar el efecto 3D, el cristal abovedado que muestra las masas terrestres grabadas en miniatura en el interior, está fijado a la caja protectora de cristal de zafiro rodeada por un anillo de oro rosa con los 31 días del mes.

Vista frontal de esta creación que se declina en caja de 45 mm y donde se combina la cerámica y el titanio con tratamiento DLC.

Debajo de esta estructura tridimensional se deslizan las agujas de forma afilada que aseguran una lectura intuitiva, incluso en la oscuridad total, gracias al material luminiscente que ocupa el centro de las mismas. Estas agujas indican la hora local, pero también se puede configurar a voluntad a partir de cualquiera de las 24 zonas horarias. Esto se consigue a través de los dos pulsadores rectangulares ubicados en el lado izquierdo de la caja. Además de la indicación de la hora visible, se pueden leer las horas alrededor del mundo con la ayuda de la pestaña fija que luce los nombres de las ciudades y el disco giratorio en el que se encuentra un sol en relieve, mientras las indicaciones horarias aparecen a las 12 horas.

Las fases lunares se muestran de manera realista a través de una abertura asociada a un elaborado tren de engranajes. El indicador de la fase de luna realiza una rotación completa por día para seguir el curso del sol y también posibilita que efectúe un círculo completo de la esfera en 29 días, 12 horas, 41 minutos y 9,3 segundos, interpretando la rotación sinódica del satélite. De apariencia compleja, no es complicada de configurar y se realiza desde la corona.

Este reloj astronómico está movido por el calibre automático de manufactura UN-106 y se aloja en una caja de 45 mm de diámetro realizada en cerámica negra y titanio con tratamiento DLC negro.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí