Un tourbillon replanteado llega al Royal Oak «Jumbo»

Audemars Piguet presenta el RD#3, el paradigma de su búsqueda de la innovación, en la caja más emblemática del icono relojero que ha cumplido 50 años

0
337

EL ANIVERSARIO DEL ROYAL OAK de Audemars Piguet sigue dejando excelentes muestras de su excelente recorrido creativo durante medio siglo. Ahora con un toque de futuro, el que marca el RD#3 con Tourbillon Volante. Ejecutado en acero y con un diámetro de 39 mm de diámetro y 8,1 mm de grosor es el primer «Jumbo» con tourbillon de la historia e introduce un nuevo movimiento automático y ultraplano, el calibre 2968, de solo 3,4 mm de grosor. Toda una apuesta que ha requerido soluciones técnicas y que se completará en septiembre con una segunda versión de 37 mm que se distinguirá por una esfera de diferente tonalidad.

Han sido necesarios cinco años para el desarrollo del calibre 2968 pues era necesario reajustar un movimiento que hasta ahora estaba reservado para los diámetros de 41 mm. Y especialmente, trabajar sobre el tourbillon, que ha sido repensado por entero para reducir su altura. Así, por primera vez está provisto de arrastre periférico de la jaula, lo que ha permitido rebajar su altura y ha permitido encajarlo perfectamente en la caja extraplana del «Jumbo». Y no solo eso, esta solución ha permitido mejora la transmisión de la energía, y lo hace de forma constante. Por otro lado, la jaula del tourbillon es de titanio. La combinación de estos dos elementos no solo optimiza la distribución de energía , sino que ayuda a aligerarlo y afinarlo. A fin de hacer más visibles tanto el tourbillon como el movimiento, han sido rediseñados por completo. Además, presenta un nuevo escape donde los brazos del volante se han revisado para hacerlo más presente a la vista.

La nueva construcción del tourbillon es tan llamativa como su ‘delgadez’.

El nuevo RD#3 se mantiene fiel a los códigos «Jumbo». La caja y el brazalete de acero inoxidable lucen los acabados manuales satinados y pulidos mientras que la esfera ‘Petite Tapisserie’ de color ‘Bleu Nuit, Nuage 50’ rinde homenaje al Royal Oak original. El color se obtiene en un proceso PVD (Physical Vapor Deposition).

Hay que recordar que fue en 1986 cuando Audemars Piguet introdujo el primer reloj de pulsera automático con tourbillon del mundo. Imaginado por Jacqueline Dimier, el diseño situaba por primera vez el escape del tourbillon en el lado de la esfera. Treinta años después, en 2015, Audemars Piguet lanzó su primer prototipo RD#1 Royal Oak Concept Repetición de Minutos Supersonnerie. Fue reconocido con el Gran Premio de Relojería de Ginebra en 2016 en la categoría de Excepción mecánica. En 2019, la manufactura introdujo el Royal Oak Calendario Perpetuo Automático Ultraplano de 41 mm, que se había conocido un año antes como RD#2. Este reloj con calendario y una caja de 6,3 mm de grosor, alojaba un movimiento de apenas 2,89 mm de altura, lo que lo convirtió en el reloj de pulsera de carga automática con calendario más delgado del mundo. Ahora, el RD#3 abre una nueva vía de trabajo alrededor del mecanismo que acaba con los efectos de la gravedad… al tiempo que es un homenaje al Royal Oak y su poderosa historia alrededor de la innovación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí