El LADY BIRD COLORS marca el comienzo de una nueva era para la colección de relojes femeninos de Blancpain, que hasta ahora tenía un nombre tan genérico como Women Collection. La nueva saga de relojes femeninos de Blancpain está intimamente ligada a la determinación de una mujer pionera, Betty Fiechte, quien tiene el honor de ostentar un cargo inpensable en 1933: el de ser la primera mujer en dirigir una compañía relojera. 

Su espíritu visionario trazó la senda de los relojes joya en Blancpain y cimentó la reputación internacional de la marca en un momento decisivo para los relojes de pulsera. Y es que desde 1930 la casa se erigió en pionera al crear el primer reloj de mujer de cuerda automática, el Rolls. En 1956, presentó el modelo Ladybird, equipado con el movimiento redondo más pequeño de su tiempo. 

El modelo de oro rojo está disponible con una correa de aligátor en verde pavo real, azul noche o blanco satinado. La pieza de oro blanco puede asociarse a una correa de aligátor en amarillo limón, naranja mandarina, lila o blanco. LA hebilla ESTÁ engastada con 9 diamantes. Este abanico de colores simboliza la diversidad, el entusiasmo y la alegría
El modelo de oro rojo está disponible con una correa de aligátor en verde pavo real, azul noche o blanco satinado. La pieza de oro blanco puede asociarse a una correa de aligátor en amarillo limón, naranja mandarina, lila o blanco. LA hebilla ESTÁ engastada con 9 diamantes. Este abanico de colores simboliza la diversidad, el entusiasmo y la alegría

Hoy, casi un siglo después, y convencida de que las mujeres aprecian los relojes mecánicos, la casa sigue innovando con movimientos dedicados a la mujer, dotados de complicaciones relojeras que en un principio estaban reservadas a los hombres, sin que por ello la estética deje de ser un objetivo prioritario.

Lo primero que llama la atención de los siete nuevos modelos Lady Bird es la esfera. Realizada en nácar blanco, está adornada con números árabes en apliques de oro ligeramente redondeados, conformados para trazar un disco horario asimétrico coronado por el número doce. Una banda de diamantes realza los índices a la vez que rodea las agujas, incluyendo las de las horas y los minutos en forma de hojas de salvia caladas. 

En cuanto a la caja del reloj, disponible en oro rojo y oro blanco, tiene un diámetro de 34,9 mm y se distingue por un bisel, unas astas y una corona engastadas con un total de 59 diamantes y más de 2 quilates. Auténtico reloj joya, el Ladybird Colors presenta un engaste de alta gama, donde cada parámetro se realiza a mano minuciosamente. En su interior, luce el calibre 1150 de manufactura, famoso por su fino grosor, su elevada reserva de marcha de 4 días y su espiral de silicio. Una excelente mecánica para acompañar una pieza excepcional.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí