Van Cleef & Arpels (1906), firma de Alta Joyería mundialmente famosa por su sautoir Alhambra, aterriza en España en la capital catalana en un amplio espacio de 286 metros cuadrados que se abre a la calle comercial a través de un gran escaparate flanqueado por dos puertas con elaborados forjados. Una da acceso a la boutique, compuesta de varios salones, mientras que la otra es la entrada al edificio.

La fachada de la tienda está adornada con una amplia decoración de mosaicos diseñada por Mathilde Jonquière que, nspirándose en la obra de Gaudí, ha creado tres frescos con teselas de pasta de vidrio, formando un camafeo de colores en tonos blanco, crema, oro y platino. Rodeando las vitrinas con estos preciosos ornamentos, estos mosaicos representan una serie de nubes en una composición que mezcla transparencia y opalescencia, mate y brillo. Las teselas, colocadas y pegadas a mano en “trencadís”, juegan con las luces de la ciudad como auténticas nubes atravesadas por los rayos del sol.

La entrada muestra un hall iluminado por una lámpara de araña hecha a medida con nueve tubos de cristal de Murano que guía a los visitantes hasta una biblioteca en la planta baja. A estos dos espacios les sigue una sucesión de salones a los que se accede por una escalera de siete peldaños.

Los tejidos que decoran el interior de la boutique reflejan los tonos de la fachada en beige y oro blanco, que contrastan con el mobiliario negro mate inspirado en el Art Déco. Maderas exóticas, cuero, seda y lino: el sutil equilibrio entre materiales preciosos y la paleta de colores contribuye al encanto y sutileza de este ambiente, cuya cálida atmósfera evoca un apartamento privado con muebles sobrios y de líneas sencillas cubierto de alfombras mullidas.

En la primera planta el visitante puede descubrir las creaciones de Van Cleef & Arpels, presentadas en vitrinas o majestuosamente expuestas bajo campanas de vidrio. El tercer salón está coronado por otra lámpara de araña, obra de Veronese y realizada a medida por los maestros vidrieros de Murano.

Protegido de la vista, un espacio privado amueblado con profundos sillones y una librería de madera oscura está discretamente separado por una mampara decorativa adornada con diseños geométricos calados inspirados en el motivo del claristorio que aparece en una minaudière de 1937.

Las emblemáticas colecciones de Van Cleef & Arpels, como Perlée, Alhambra, Frivole y las creaciones relojeras se exhiben en este escaparate Art Déco. Ofreciendo un momento de serenidad atemporal, este nuevo espacio dedicado al universo de la Maison se suma al número de boutiques que Van Cleef & Arpels posee en las grandes capitales.

Sobre Van Cleef & Arpels

Fundada en 1906 en el número 22 de la plaza Vendôme de París, Van Cleef & Arpels nace tras el matrimonio en 1895 de Alfred Van Cleef y Estelle Arpels. Su selección de gemas excepcionales y la pericia de sus artesanos han dado origen a encantadoras colecciones de joyas y relojes. Inspirada a su vez en la naturaleza, la alta costura, la danza o los mundos imaginarios, abre las puertas a un mundo de belleza y armonía.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí